Sexo con mujeres bisexuales

Muchas personas sienten un rechazo instantáneo con las mujeres que son bisexuales; piensan que realmente no saben lo que quieren o que solo se trata de una fase que seguramente acabarán por dejarlo atrás. Probablemente esto sea producido a que no se pueda aceptar que una chica que haya estado con otras mujeres pueda desear estar también con un hombre.

Curiosamente, este rechazo se produce mucho más en las mujeres que en los hombres.

Nosotros hasta podemos sentir cierta fascinación por poder acostarnos con una mujer bisexual; tiene cierto morbo el saber que ha estado con otros tíos.

Sexo y trios con mujeres bisexuales
Foto: www.abc.es

 

Una de las posibles ventajas de tener sexo con mujeres bisexuales es que esto las hace más flexibles a introducir a una tercera persona a la práctica. Así que ya sabéis lo que esto puede suponer: podemos incorporar a una chica a sabiendas de que a ella también le va a gustar. Parece un sueño hecho realidad ¿verdad?

Tienes que pensar una cosa: imagina que tienes una novia a la que no le gustan las mujeres. Llega un momento que, de tanto insistir, accede a hacer un trio aunque puede que no esté muy segura de ello. El problema viene en que, si realmente no le gustan las mujeres, digamos que se producirá como una división o una pequeña batalla por ver quién se queda contigo en la cama.

Así que realmente no se disfrutará al máximo de esa situación.
Ahora bien, cuando se tiene sexo con mujeres bisexuales la cosa cambia: una chica bisexual se sentirá tan atraída por la otra mujer como te puedes sentir tú. De esta manera nadie quedará desplazado a la hora de tener sexo. Todos os podréis complacer sin que exista ningún tipo de tabú o problema de rechazo producido por alguna de ellas.

Existe una afirmación muy común que establece que todos somos bisexuales (o que todas son bisexuales) algo que, claramente no es cierto. Esto es algo que tenemos que tener muy en cuenta; el porcentaje de mujeres bisexuales no es demasiado alto en comparación con las que no lo son.

Por ello tenemos que tener mucho cuidado cuando le propongamos a nuestra mujer hacer un trio. No utilices nunca el argumento de que todas son bisexuales porque, seguramente, acabarás bastante mal.

Si tienes la suerte de estar con una chica bisexual, podemos decir que has alcanzado el cielo.